Diseñar una estrategia de marketing centrada al cliente para tu empresa

Cuando una empresa haya logrado entender a los consumidores o clientes, y sobre todo al mercado, la persona responsable en marketing lo que debería de hacer es el diseño de una estrategia que esté centrada en el cliente.

Para poder lograr dicha estrategia, el responsable de marketing debería de responder a una serie de preguntas, que hace mucho mas fácil el poder llegar a los consumidores que quiere dirigirse la empresa y como se podrá atenderlos mejor que la competencia.

Clientes meta

Este apartado ayuda a que las empresas sean capaces de saber perfectamente como dirigirse a los clientes, para ello se deberá de hacer una segmentación de los mercados y hacer una selección del segmento correcto al que se va a dirigir el producto (target), ya que llegar a todos los consumidores es imposible, por eso lo que se deberá de hacer es una segmentación concreta y adecuada a lo que el producto está ofreciendo a su mercado.

Selección de la propuesta de valor

La compañía es la que debe de decidir la diferenciación y el posicionamiento que va a tener en el mercado al que se dirige, por eso la propuesta de valor, es la unión de los beneficios o valores que se promete entregar al consumidor, siempre y cuando haya un consumo de los productos consiguiendo satisfacer las necesidades.

Una correcta propuesta de valor hace que una marca se distinga de otra, ya que el consumidor siempre se hará la misma pregunta cuando tenga una necesidad que sea cubierta ¿qué marca debería de comprar?, para eso se debería de tener en cuenta una serie de conceptos para poder ofrecer dichas necesidades.

Orientaciones de la dirección de marketing

El departamento de marketing interno de la empresa, debe diseñar una estrategia que permita establecer unas relaciones rentables con el consumidor.

Elaboración

Este concepto hace que los consumidores prefieran aquellos productos que son más accesibles y disponibles, por eso la reducción de los costes a la hora de la creación del producto deben de ser lo más bajo, siempre y cuando sea posible hacerlo.

A veces se puede incluso entrar en el riesgo de orientarse en exceso a las propias operaciones y que se pierda de vista cual es el objetivo real, que es satisfacer las necesidades del cliente y lograr crear una buena relación con él.

Producto

Los consumidores prefieren aquellos productos que siempre estén ofreciendo una mayor calidad, tenga un mejor rendimiento y sobre todo es innovador. Esto lo que provoca es que las empresas estén en continua mejora de los productos.

La calidad y la mejora continua de los productos que hace una organización, forman parte esencial de las estrategias de marketing, pero centrarse en un producto único, también puede hacer una mejora continua.

Venta

Es la idea de hacer una labor de ventas y de promoción a gran escala, ya que si esto no se produjera haría que los consumidores no comprarían los productos. Este concepto suele ser utilizado por aquellos productos que no tienen una gran demanda, es decir, que los compradores no piensan en comprar como un seguro de vida.

El riesgo de esta practica hace que haya una concentración en la creación de las transacciones de ventas en lugar de unas relaciones que sean rentables a largo plazo.

Marketing

Logra mantener el éxito en la consecución de los objetivos que se han marcado, dependiendo de la identificación de las necesidades y deseos de los mercados meta y con la entrega de satisfacción deseada de modo más eficaz y eficiente que los competidores.

Marketing social

Hace que se cuestión si el concepto anterior tiene siempre en cuenta aquellos conflictos que se pueden originar entre los deseos del consumidor a corto plazo o el bienestar a largo plazo.